DURACIÓN

TAMAÑO DEL GRUPO

El río Côa es un afluente del río Duero que tiene en su valle numerosas rocas de esquisto que durante milenios se han convertido en paneles de arte con grabados de figuras por nuestros antepasados del Paleolítico superior.

Estés grabados rupestres son únicos e han sido declarados Patrimonio Mundial por la Unesco.

En la primavera, cuando los almendros florecen, la región se transforma en un manto blanco de infinita belleza.